Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

Tremenda carta de Johnny Rotten al Rock and Roll Hall of Fame

"Para mí la fotografía es una excusa para hablar de la gente". Gari Garaialde

¿Recuerdas la primera foto que hiciste? 
Uf! No, no me acuerdo de la primera foto que hice. Recuerdo que en casa había una Werlisa, que nos gustaba jugar con ella, recuerdo que luego hubo una Kodak, creo que era instamatic, esas que eran muy planas, con un botón rojo muy grande, y por último una Pentax, que fue la que mas usé para mirar por el agujerito. Más que sacar fotos (no sabía cómo funcionaba la cámara), me gustaba mirar al mundo por el agujerito, encuadrar escenas, gente…

¿Por qué empezaste a hacerlas?
No sé por qué empecé a hacer fotos, pero me imagino que para alguien que disfruta encuadrando, el siguiente paso será congelar ese encuadre, sacar esa foto.

¿Siempre quisiste ser fotógrafo?
No, que va. Nunca supe qué quería ser. Me gustaba mirar por el agujero, la fotografía me creaba mucha curiosidad, pero sin más. Con 18 años me fui a Inglaterra, a estudiar inglés durante un curso. En aquel colegio, South Devon Collage of Art and Technology, los que estábamos aprendiendo inglés …

Testimonio de una víctima de la dispersión

Todo empezó hace 12 años. Mi hermano fue detenido, torturado salvajemente y encarcelado. Desde entonces ha estado en Soto, Aranjuez, Valdemoro, Murcia y Granada, donde se encuentra actualmente. aproximadamente a 800 km de EH.

Los viajes siempre los haces con mucha ilusión, desde el día antes ya estás pensando en ello, en preparar todo y piensas en el tiempo que hará, sobre todo en invierno. Normalmente siempre salimos un día antes, ya que el día anterior todo son nervios, casi no duermes, y son muchos kilómetros y cualquier contratiempo puede hacer que pierdas el bis. Último repaso y comenzamos el viaje, en el que casi nunca falta su hijo de 9 años. Suele durar unas 8 horas. Al pasar Madrid siempre nos acordamos de que nos quejábamos cuando estaba allí, y ahora al pasar por allí todavía nos queda la mitad de camino.

Al día siguiente, cuando llegas a la cárcel estás cardíaco. Y empiezas a pensar: "¿habrá problemas con el paquete?, ¿habrá cacheos?, ¿qué carceleros estarán?... Esos…